CIUDAD DE MÉXICO.- A cinco días del sismo magnitud 7.4 que el pasado martes golpeó a la entidad dejando daños considerables en las regiones Costa y Sierra Sur, el gobernador Alejandro Murat, junto con la presidenta Honoraria del Sistema Estatal DIF, Ivette Morán, e integrantes de su gabinete, recorrió la zona de los Ozolotepec, la más afectada por el terremoto, para evaluar las necesidades de los municipios afectados.

En esta segunda visita a la zona de desastre en la Sierra Sur, Murat recorrió las localidades de San Francisco, San Juan, y Santo Domingo Ozolotepec, junto a sus autoridades municipales.

“Estamos juntos y seguiremos trabajando por Oaxaca”, afirmó mientras verificaba los trabajos realizados en la liberación de caminos que el día del sismo se vieron afectados por derrumbes.

En San Francisco Ozolotepec, el gobernador constató los daños registrados en el templo de la localidad, así como los inmuebles afectados; y entregó herramienta y equipo a los habitantes de la localidad para el retiro de escombros.

En este municipio, las tuberías de distribución del agua potable colapsaron, por lo que más de 15 kilómetros tendrán que ser rehabilitados por la Comisión Estatal del Agua (CEA).

Posteriormente, Murat se trasladó a San Juan Ozolotepec donde junto al titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Donato Casas Escamilla, hizo entrega a la autoridad municipal de una ambulancia para el traslado de pacientes de toda la zona.

Aquí también se recorrieron las calles para constatar las afectaciones y se visitó el albergue habilitado, donde la presidenta del DIF Oaxaca, entregó juguetes, cobijas y sudaderas.

En Santo Domingo Ozolotepec, el gobernador entregó diversos apoyos entre medicamentos, despensas y aparatos ortopédicos como sillas de ruedas.

De acuerdo con el titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO), Antonio Amaro Cancino, como resultado de las acciones realizadas, se ha garantizado la seguridad de las familias afectadas en estas comunidades, en las cuales el gobernador recorrió las calles y atendió a los ciudadanos afectados para refrendar el respaldo de los Gobiernos Federal y Estatal en esta contingencia.

Además, la comitiva visitó los albergues habilitados en San Francisco y San Juan Ozolotepec, donde se entregaron despensas para garantizar la alimentación de las personas.

Hasta el último corte, el terremoto del martes dejó daños en más de 10 mil viviendas de 148 municipios, así como en 209 escuelas, 51 tramos carreteros y 152 monumentos históricos.

Al respecto, el gobernador informó que ya se está realizando el levantamiento de los daños, para posteriormente iniciar el proyecto de reparación.

EXP/UNI/EV/JUN/2020